Posteado por: distefanoster | mayo 21, 2008

El concepto de totalitarismo según Emilio Gentile

“El concepto de totalitarismo es resultado de la experiencia del fascismo, y a partir de la experiencia del fascismo se tomaron originariamente los elementos esenciales para definir lo novedoso y la índole de ese fenómeno: el partido antidemocrático, organizado militarmente, las prácticas violentas y terroristas contra los adversarios, la imposición de los mitos fascistas como una religión política integralista e intolerante, la instauración del culto al Duce, la subordinación de las instituciones estatales y de la vida pública a las directivas del Partido Fascista, la organización y movilización de las masas bajo la égida exclusiva del fascismo, la creación de un estado-partido, otra expresión acuñada por los antifascistas simultáneamente al término totalitario para definir la situación de la política italiana desde los primeros meses que siguieron al arribo de Mussolini al poder.”

[...]

“La exclusión del fascismo del fenómeno del totalitarismo comenzó en 1951 con la publicación de la obra de Hannah Arendt, Los orígenes del totalitarismo. La estudiosa alemana no consideraba totalitario el fascismo porque no había tenido las características que, según su teoría, constituían la esencia del totalitarismo, esto es, el predominio del partido por sobre el estado y el terror de masas.”

[...]

“Por totalitarismo se entiende: Un experimento de dominación política, puesto en práctica por un movimiento revolucionario, organizado en un partido rígidamente disciplinado, con una concepción integralista de la política, que aspira al monopolio del poder y que, después de conquistarlo, por vías legales o extralegales, destruye y transforma el régimen preexistente y construye un estado nuevo, fundado sobre el régimen de partido único, con el objetivo principal de efectuar la conquista de la sociedad, esto es, subordinar, integrar y homogeneizar a sus gobernados, conforme al principio de politicidad integral de la existencia, tanto individual como colectiva, interpretada según las categorías, los mitos y los valores de una ideología sacralizada en la forma de una religión política, con el propósito de modelar al individuo y a las masas merced a una revolución antropológica para regenerar al ser humano y crear un hombre nuevo, consagrado en cuerpo y alma a realizar los proyectos revolucionarios e imperialistas del partido revolucionario, en procura de crear una nueva civilización de carácter supranacional.” 

De: Emilio Gentile, La vía italiana al totalitarismo. Partido y Estado en el régimen fascista (2001).

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: