Posteado por: distefanoster | abril 22, 2008

El “self made man”: diálogo de Mr. Bounderby con una señora

“- Cuando era chico yo no tenía siquiera zapatos para cubrir mis pies. En cuanto a calcetines, no los conocía ni de nombre. Pasé el día en un arroyo y la noche en una pocilga. Así es como pasé el día en que cumplí los diez años. Lo del arroyo no era una novedad para mí, porque nací en un arroyo.

– Cualquier niño [dice la señora] habría cogido un catarro.

– ¿Un catarro? [dice Bounderby] Yo nací con una inflamación de pulmones y creo que de todas las partes de mi cuerpo capaces de inflamarse. Señora, yo he sido por espacio de muchos años uno de los diablejos más desdichados que existieron jamás. Tan enfermizo vivía, que me pasaba el tiempo gimiendo y llorando. Iba tan roto y tan sucio que no os habríais atrevido a tocarme ni con unas tenazas. No sé cómo fui capaz de salir adelante, a pesar de todo. Me imagino que fue gracias a mi carácter resuelto. De mayor he tenido un carácter resuelto y supongo que también entonces lo tendría. Sea como sea, aquí me tenéis, y a nadie más que a mí tengo que agradecer el estar donde estoy”.

De: Ch. Dickens, Tiempos difíciles.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: