Posteado por: distefanoster | septiembre 4, 2008

La liturgia revolucionaria: fragmento del discurso del diputado Chenier del 5 de noviembre de 1793

“Lo primero que se presenta al espíritu, tratándose de educación moral, es el establecimiento de fiestas nacionales. Es en esto que la imaginación debe desplegar sus tesoros, que ella debe hacer radiar en el alma de los ciudadanos todas las sanciones liberales, todas las pasiones generosas y republicanas. […] Cualquier día saldré a la tribuna para proponer una completa organización de las fiestas nacionales… La libertad será el alma de nuestras fiestas públicas; ellas no existirán más que por ella y para ella. La arquitectura, elevando su templo; la pintura y la escultura, exponiendo su imagen; la elocuencia, celebrando sus héroes; la poesía, contando sus alabanzas; la música, adaptándole los coros mediante una armonía viril y emocionante; la danza, alegrando sus triunfos; los himnos, las ceremonias, los emblemas…: será necesario sembrar el año de grandes recuerdos, componer mediante el conjunto de nuestras fiestas cívicas una historia anual y conmemorativa de la Revolución francesa… […] …se deberá consagrar al porvenir las épocas inmortales en que diferentes tiranías fueron aplastadas por el ímpetu nacional, y aquellos grandes pasos de la Razón que se extendieron por Europa casi hasta los confines del mundo…”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: